domingo, 28 de noviembre de 2010

A la Virgen del Rosario

A LA VIRGEN DEL ROSARIO
La Virgen del Rosario es casi real, le hablan, le cantan, la aplauden y hasta dispone de unos servidores que la visten mientras permanece en el altar y que la bajan ante nosotros durante los días de octubre para hacer de las fiestas patronales las mejores en su día.
Es la más tierna y dulce de las Marías, obstenta las mejores flores que acrecientan su belleza con los fulgores del cirio y del día, no hay como esta santa mía y el halo milagrosa que han hecho de ella junto a San Benito la más venerada Virgen María.
El siete de octubre amanece primero que en otros paisajes, en la ciudad de Cabimas ese día la Virgen acerca su divina gracia a sus devotos, quienes acuden de toda la Costa Oriental del Lago a su catedral para rendirle nuestro tributo a la Virgen en su día.
La historia es confusa sobre la llegada de la Virgen y no se sabe si fue Juana o María del Rosario, quien donó la ermita para venerar la imagen religiosa de la Virgen bendita.
En la misa concelebrada, las comuniones colectivas y la presentación de las ofrendas sirven de marco litúrgico a las canciones y vivas que el pueblo tributa y la imagen deja su santuario para cumplir su itinerario por toda la Costa Oriental del Lago.
Lula Silva Narváez por siempre le canta a la Virgen del Rosario con sus versos en gaita glorifica con sus entonaciones a la Virgen y a la madre porque sus composiciones son de alabanzas a su querida Virgen del Rosario.
Los pintores rinden homenaje con su arte y en sus lienzos se engalanan con la imagen de la Virgen del Rosario. Dedico estos versos a la Virgen, Oh Madre Mía ¡Que viva la Virgen del Rosario!

                         Poeta Sotero Pino Roque

0 comentarios:

Publicar un comentario