sábado, 28 de abril de 2012

Tertulias y Rochelas entre Cabimeros - Sotero Pino Roque


Tertulias y Rochelas Cabimeras


El diàlogo tìpicamente cabimero en lo lingüistico, el denotar y connotar se caracteriza por el "vos"  y otras expresiones, que  constituyen una presencia històrica que se identifica con la vida cotidiana del ciudadano y ciudadana.

Es una manifestaciòn del patrimonio culural que se denomina lengua y tradiciòn.  Son las cosas del tiempo, la  palabra, la tradiciòn oral como formas de transmitir la experiencia a travès de la conversaciòn.  Sus portavoces son hombres y mujeres comunes, a menudo anònimos, vecinos de barrios, madres o abuelos, peones de campos, adultos, jòvenes y niños.

Interacciòn entre dos cabimeros o cabimenses: (Conversaciòn).

Primo ¿y còmo estàs? Bien, primo, bien.
Vos te acordàis de los abuelos que decìan que tomaban
el agua del lago, que era terso, claro y dulce y que lue-
go se sacaba de casimbas y los pudientes la almacena-
ban en algibes ¡claro!, primo, claro que me acuerdo.
¿y te acuerdas del acueducto que construyò Juan Vicente Gòmez?
Claro y habìaque colocarle unos trapos como coladores en las
vàlvulas de salida para colarle las manchas de petròleo.

¡Confiro! Primo tanto tiempo sin verte, añales, primo, añales.
¿y còmo te va?No me puedo quejar, saque el sexto grado y
estoy trabajando en la VOC.
¿Y vos què habèis hecho? Estoy jubilado de la Shell. Primo
que bien.

No podemos olvidar aquellos tiempos, cuando èramos jòve-
nes:
Imposible hermano, imposible.
Vos te acordàis de las pelìculas de estreno de Libertad
Lamarque, Carlos Gardel y Arturo de Còrdoba que pasaban
en el Cine Cabimas,
!claro que si¡

¡Primo! Que tiempos aquellos, lo que se hacìa
con un fuerte:  con un bolìvar te desayunabas en el Pasaje Sorocaima con tres empanadas, un cafè con leche grande o tres pastelitos.

Rochela Cabimera



Ademàs, acompañado de una chicha de Vicuña, ni hablar de la vitamina de los Hermanos Fermìn, no sigàis que se me vuelve la boca agua.


¿Y de los domingos què me contàis? ¡Hay primo! Alquilaba una bisicleta en la esquina de la iglesia, para ir a pavear las chicas.

¿Y de los bares?  Me recuerdo del famoso Bar El Tumbaito, yo siempre conversaba con Nicasio Torcate el dueño del bar.

Primo ¿te echas un trago? No, ya nos tenemos que ir porque està pringando y mañana hay que trabajar.
Primo, despuès te sigo contando.

Para finalizar, asì eran las Tertulias y Rochelas entre Cabimeros.


Sotero Pino Roque
El Cronista Digital del Siglo XXI
29 de abril de 2012

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada