sábado, 12 de mayo de 2012

Los Comisariatos o Casas de Abastos


Primer Comisariato de la Creole Petroleum Corporation
Estubo ubicado entre las calles Victoria y Principal con Transversal
Urbanizaciòn Concordia

A raìz de la huelga petrolera de 1936, el entonces presidente de Venezuela Isaìas Medina Angarita decretò en el año 1942 la obligaciòn de las empresas petroleras de crear casas de abastos en sus campamentos o àreas operacionales.  Luego del decreto cada campamento de la Creole Petroleum Corporation, Compañia Shell de Venezuela y la Mene Grande Oil Company habìa una casa de abastos.  En La Salina. Tìa Juana y Lagunillas, y en el Oriente del paìs.  Luego fue incluida como clausula contractual en los contratos colectivos petroleros de las tres empresas.  El beneficio era para las tres nòminas que existìan en las empresas petroleras: Nòmina Gerencial Profesional y Tècnica, Nòmina Mensual y Nòmina Diaria.

Aquì funcionò el Comisariato de la Mene Grande en Cabimas
Calle Principal de la
Urbanizaciòn Miraflores
Fotografia de Soteroi Pino Roque
1996
El requisito para ser usuario de los comisariatos era pertenecer a la nòmina petrolera y poseer la tarjeta, que era de cartulina gruesa, color amarillo claro, tenia columnas y filas en forma de cuadriculado.  Arriba tenìa los doce meses del año y hacia los lados los productos y las cantidades autoorizadas  y cada vez que se utilizaba la ponchaban es decir le hacìan un hueco pequeño como control de uso.


En la casa de habitaciones de los extranjeros y venezolanos abundaba la comida.  En los comienzos de sus funcionamientos expendìan  gran cantidad de comida importada y otros artìculos como martillos, clavos, camisas de kaki y pantalones de kaki, jueguetes en navidad, juegos de sabanas, platos de loza, esto duro toda la decada de 1940.  Aparecen los productos ya fijos: escobas, plàtanos, papel sanitario, jabones en escamas, caraotas, maìz pilado y en concha,  cafè Supremo, Toddy, sopas Campbell,  Corned Beaf, El Spam, talco y agua de colonia.

Los productos eran subsidiados por las empresas petroleras y se encargaban los Departmentos de Materiales o Suministros .  El queso blanco valìa un bolivar en el comisariato, vendìan un saco de plàtano baratos.

Comisariato de Tìa Juana
Urbanizaciòn El Prado
Creole Petroleum Corporation
Las empresas suministraban 12 (doce) fichas al año, con el tiempo por acuerdos empresas-sindicatos eliminaron tres fichas dejando sòlo 9 (nueve) fichas al año.  Luego vino una polìtica sistemática por parte de las empresas para crear falsos desabastecimientos con el fìn de tener argumentos de peso, de hecho y de derecho  para eliminar los comisariatos  y proponer el cambio  de la ficha del comisariato  por la tarjeta de dèbito, conocida actualmente como TEA (tarjeta electrònica de alimentaciòn).



Hasta el año 2005 la industria petrolera nacional (P.D.V.S.A.) tenìa en funcionamiento 14  casas de abastos que funcionaban en el paìs y una gran cantidad de empleados y obreros fijos como cajeros, despachadores, jefes de almacen, contabilidad, suministro, que pertenecen al Departamento de Materiales y que produce empleos indirectos  que no son de  la industria entre empacadores, buhoneros y transportistas.  Las casas de abastos estàn  soportadas por la clàusula No. 14 de la Convenciòn Colectiva Petrolera y sus anexos 2 y 2-A, ofreciendo 76 artìculos subsidiados y 28 productos  aprecio de costo.  PDVSA sibsidia 480.000 Bs. del valor de la ficha mientras que el mensual y el obrero  que compre el total de la ficha es de 272.000 Bs.

La propuesta de cambiar la ficha del comisariato surge en medio de las discusiones  del Contrato Colectivo Petrolero 2004-2006/2005-2007 por el retraso en su firma.  El règimen de alimentaciòn se habìa mantenido por màs de seis (6) dècadas.  La propuesta de la industria son 500.000 Bs. por el cambio a la tarjeta de dèbito.  Se propone  un proceso de votaciòn para decidir permanencia del comisariato, la industria aplica el mètodo de inducciòn para realizar unas elecciones la cual por lògica son un arma de doble filo , un fraude por la inducciòn, en otras palabras te obligo a que.  En la consulta participò 64,6 % del personal de la nòmina menor.  El viernes 4 de febrero de 2005 los trabajadores petroleros decidieron a favor de la tarjeta electrònica y la eliminaciòn de los comisariatos. La tarjeta de dèbito se incorpora a la nòmina menor de ciudad de activos y jubilados.


Sotero Pino Roque
El Cronista Digital del Siglo XXI
12 de mayo de 2012

1 comentario:

  1. El venezolano en su estupidez de creer que el dinero en mano es mejor, voto en contra del comisariato, sin pensar en la inflación, y tampas del empresariado.

    ResponderEliminar